¿Por qué Dios hizo a los amigos?

¿Por qué Dios hizo a los amigos?
En su sabiduría, Dios hizo un amigo...
alguien en quien podemos confiar,
un ser leal, comprensivo y que siempre
a nuestro lado estará.

Él pensó que necesitaríamos a alguien
que nada nos exija, que no espere
que seamos mejores ni peores, sino
tal como somos... y nos quiera así...
alguien que comprenda nuestras
contradicciones sin juzgarnos mal.

En suma, Dios hizo un amigo para reir
y llorar con él, y para desahogar
nuestros sentimientos más íntimos.
Dios hizo un amigo alguien con quien
podemos ser lo que somos sin fingir...